Los pagos B2B, oportunidad para México como líder mundial en facturas electrónicas

Mientras que Estados Unidos continúa luchando con las facturas en papel en las cuentas por cobrar y los cheques en papel en las cuentas por pagar, su vecino del sur, México, se ha convertido en el líder mundial en la adopción de facturación electrónica. 

Los requisitos de facturación electrónica en ese país comenzaron en 2004, cuando su autoridad tributaria, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), desarrolló por primera vez un marco legal para dicho documento en su versión digital. Desde entonces, el mandato se ha ampliado y hoy, todas las facturas, incluidas las de las transacciones B2B, deben ser electrónicas y obligatorias. 

Si bien, el requisito tiene como objetivo combatir la evasión de impuestos y el fraude, la facturación electrónica también trae muchos beneficios a los departamentos de cobranza que pueden digitalizar de manera más eficiente los datos de las transacciones que realiza la compañía con el fin de obtener informes, realizar análisis y dar seguimiento a sus movimientos. Sin embargo, la facturación electrónica y sus eficiencias en cobranza no necesariamente resultan igual de benévolas para el área de pagos.

De hecho, tradicionalmente, la aceptación de facturas y los procesos de pago han sido dispares en dicho departamento, dijo Steve Chahal, CEO y presidente de Fairfax Software, en una entrevista con PYMNTS. 

La compañía anunció recientemente un acuerdo de colaboración con Indicium Solutions, firma pionera en factura electrónica con sede en México, con quien Fairfax ha decidido interconectar su software de pagos rápidos Quick Payments, dentro de la solución de facturación electrónica e-factura, permitiendo a los usuarios hacer clic en un enlace y pagar directamente. 

“Resuelve un problema latente”, explicó Chahal, quien destacó que la integración de pagos y facturación aborda este desafío entre las áreas de cobranza y la de pagos. De esta forma, las áreas de cobranza pueden rastrear mejor los pagos y reducir las barreras que usualmente se presentan al momento solicitar un pago; además, los departamentos del área de pagos ya no tienen que alternar entre una plataforma de facturación y sus portales bancarios para facilitar una transacción. 

Para las cuentas por cobrar, cuando el cliente tiene el enlace ahí para pagar la factura, nada puede perderse”, dijo. “Para las cuentas por pagar, es una ventanilla única de pago”. 

DESAFÍOS DE PAGOS EN MÉXICO.

El liderazgo que tiene México por su facturación electrónica no es la única forma en la que se diferencia de los Estados Unidos. Si bien los cheques en papel pueden ser comunes en los departamentos de pagos en Estados Unidos, en México rara vez se usan, a menos que se requiera para una gran transacción entre bancos o grandes corporaciones. 

Sin embargo, en México, la adopción de pagos electrónicos no es tan madura como en otras partes del mundo. “Nadie tomará un pago como final, a menos que sea efectivo o garantizado por una transacción de banco a banco”, comentó Chahal. Agregó que para muchas personas “el efectivo sigue siendo el rey”. 

Para Fairfax, la oportunidad de integrarse con Indicium Solutos significa una oportunidad para entrar y crecer en el mercado mexicano, aunque eso no significa que esté exenta de otros desafíos. En la actualidad, la integración admite pagos con tarjeta en facturas enviadas a través del portal e-factura, aunque Chahal hizo énfasis en la importancia de apoyar también las transferencias bancarias en México. 

En México, el Sistema de pagos electrónicos interbancario, también conocido como SPEI, facilita las transferencias de alto valor de banco a banco y, por lo tanto, es un componente clave para las soluciones de pagos B2B. Sin embargo, no necesariamente es fácil para las FinTechs y otros jugadores de tecnología integrarse a integrarse a este sistema. 

“Está controlado por [el banco central de México] Banco de México”, explicó Chahal. “Es similar a ACH pero no es tan accesible para todos. Está sujeto fuertemente a las políticas del banco”.

 Fairfax trabaja junto con Indicium para asegurar la autorización para procesar pagos SPEI y con ello mejorar las capacidades de pago de las facturas emitidas en México, dijo. 

Si bien las tarjetas comerciales y los productos de tarjetas de crédito en general están ganando popularidad gradualmente, las transferencias bancarias siguen siendo esenciales para las entidades que buscan evitar las tarifas asociadas con los pagos y el procesamiento de las tarjetas. 

MULTITAREAS Y LA LUCHA CONTRA LA FRICCIÓN

Todavía no se sabe si la digitalización de facturas se relaciona con la digitalización o la aceleración de los pagos, sin embargo, de lo que puede estar seguro el panorama de pagos B2B, independientemente del mercado, es que, para reducir las mayores barreras posibles, deben tenerse en cuenta las experiencias de los departamentos de cobranza y pagos en cada transacción. 

En México, si bien los cheques en papel son escasos, la integración de la funcionalidad de pago en la factura en sí misma podría ayudar a más negocios a dejar el efectivo, especialmente los más pequeños, eliminando ineficiencias en el flujo de trabajo e incluso problemas de seguridad. 

Levantar tantas barreras como sea posible para que el destinatario de una factura liquide realmente la factura significa menos riesgoso para el que paga y puede acelerar los ciclos de cobranza para el vendedor, una tendencia especialmente importante durante el mercado actual del flujo de efectivo volátil. Aunque el mercado presenta sus desafíos, la posición de México como líder mundial en facturación electrónica podría posicionarlo también como líder en la eficiencia de pagos B2B. 

Consulte aquí la publicación original. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *